Iluminación

Iluminación

El momento de elegir el foco es fundamental y tendrá directa relación con el tamaño del cultivo, el clima alrededor y la cantidad de plantas a utilizar. Los focos tienen distintas características de acuerdo a las necesidades climáticas y de cada cultivador ya que hay algunos que emiten más calor que otros y también se refleja en el consumo de electricidad.

teniendo en cuenta lo anterior tenemos los siguientes tipos de iluminación:

 

CFL: también conocidos como “ampolletas de bajo consumo”, estos focos tienen poca emisión de calor y poco consumo energético (no se usan con balastro) pero son idealmente utilizados en la fase inicial de crecimiento o bien para cultivos de esquejes ya que en esas fases las plantas no necesitan una gran potencia lumínica, pero para floración los resultados  son muy poco eficientes.

 

LED: Este tipo de iluminación es de las más populares hoy por hoy, ya que tienen resultados parecidos a una ampolleta de sodio pero con aproximadamente la mitad del consumo energético y sin emisión de calor, claramente tienen un valor superior a un kit de iluminación magnético con focos de sodio.

 

LEC: Estas ampolletas se ocupan con balastros (que sean compatibles a este sistema) pero la gran diferencia está en el material de la ampolleta que en vez de ser con cuarzo, es con cerámica, lo que permite una temperatura más alta dentro del foco pero una generación mucho menor de calor hacia el cultivo que un foco de sodio de la misma potencia. Con esto se puede mejorar la eficiencia del cultivo en un 50%. Los podemos encontrar en formatos de 315w y 630w.

Haluro: Son focos de luz blanca, con espectro azul que es el ideal para la fase de crecimiento de la planta, siempre van acompañadas de un balastro, pese a ser de luz blanca, su espectro es azul.

Sodio: Son los focos más utilizados y con mayores resultado, sobretodo en la fase de floración, su luz es de color amarillo intenso siendo de espectro rojo. El principal problema que tienen es la generación de calor. Siempre deben ser instaladas por medio de un balastro.

Grow and bloom: combinando lo mejor de un sodio y lo mejor de un haluro nacen los focos duales, es básicamente una combinación de los espectros, ofrecen un alto rendimiento y la facilidad de usar una sola ampolleta durante todo el cultivo.

Facebook

Recuperar contraseña